lunes, 31 de octubre de 2016

Una vuelta por la Bahía: porrón bastardo y escribanos palustres

Ayer mismo, en compañía de Dani Saldaña y su padre, estuvimos recorriendo toda la Bahía de Santander en busca de aves. El objetivo era relocalizar el joven porrón bastardo que había visto Alejandro García hacía un par de días en las Marismas Blancas. El día se presentaba complicado ya que no habían visto al bastardo el día anterior y la abundante niebla impedía la observación. La primera parada fue ne raos y en Parayas, donde la semana anterior yo había observado 3 rascones. La niebla era tan espesa que apenas podíamos ver unos metros frente a nosotros así que decidimos ir hasta Astillero.Mientras esperábamos a que se levantara la niebla nos dimos una vuelta por las Marismas Negras y por las charcas de Guarnizo. Nada más llegar, observamos una garza real, un par de andarríos chicos, un grupo de aguja colinegra (7), especie habitual en este emplazamiento, otro grupito de correlimos común (4) y gaviotas reidoras. 



Correlimos comunes


Garza real


Gaviota reidora


Cormorán grande

Ya en las charcas de Guarnizo pudimos observar bastantes bisbitas pratenses, pinzones, petirrojos y buitrones. También observamos un grupo de pardillos (4) y un verderón. Pero sin duda una de las estrellas del día fueron los escribanos palustres que, para nuestra sorpresa, se mostraron en abundancia llegando a observar como mínimo 6 ejemplares.


Petirrojo europeo



Escribano palustre

Uno de ellos incluso posó para nosotros durante unos cuantos minutos mientras se alimentaba de un plumero.





 Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

En cuanto a las anátidas, pudimos observar cerceta común, cuchara europeo y ánade azulón. También vimos una focha y varias gallinetas. Además observamos un par de agachadizas comunes en vuelo.


Patos cuchara (Macho y hembra)



Cercetas comunes (Macho y hembra)


Charcas de Guarnizo bajo la niebla.

Tras un rato, regresamos a las marismas blancas, por el camino en el ría vimos un zampullín cuellinegro. En el "pasillo" pudimos observar más de una treintena de azulones, cercetas y entre ellos tres rabudos, dos hembras, que echaron a volar en cuanto se percataron de nuestra presencia, y un macho que, curiosamente, de rabudo tenía poco.




Ánade rabudo (macho)

Después de eso fuimos hasta el observatorio para ponernos a buscar el bastardo. La cosa estaba complicada, mucha niebla y muchos patos entre los que buscar. Muy buen número de porrón europeo, rondaría los 100 ejemplares y de focha, superior a los 150 ejemplares. También bastante ánade friso (45), 3 silbones, 12 moñudos, 2 cercetas, 4 zampullines y un aguilucho lagunero.

   
Vista desde el observatorio


Porrones europeos (machos)


Aguilucho lagunero

A los pocos minutos, conseguimos localizar al joven bastardo descansando entre los porrones europeos.


Porrón bastardo joven en el centro de la imagen junto a un porrón europeo


Tuvimos que esperar un buen rato hasta que le ejemplar decidió despertarse para arreglar su plumaje.





Porrón bastardo (Aythya marila) juv

Aquí pongo un vídeo del ejemplar. Recomiendo ir a ajustes y subir la calidad a 1080 p para verlo en mejor resolución.


Este es el 3er invierno consecutivo en el que observo un porrón bastardo en este lugar. La Marisma Blanca se ha convertido en uno de los mejores sitios para observar esta especie. El año pasado nos visitó un macho adulto y el anterior dos machos, un adulto y otro de primer invierno.(Pinchando aquí podéis ver el ejemplar del año pasado )




Tras un rato, el porrón se asoció a una pareja de porrones europeos y, los tres con el cuello erguido, se dieron una vuelta por la laguna nadando para un par de minutos después salir en vuelo y perderse en la lejanía. Curiosamente, no es la primera vez que observo este comportamiento en porrones bastardos. En este mismo lugar hace 2 años un ejemplar hizo exactamente lo mismo. Os dejo unas fotos a continuación.


Porrones europeos y porrón bastardo en postura de exhibición justo antes de emprender el vuelo



Exactamente mismo comportamiento de este macho de 1er invierno en 2014

Después de cumplir nuestro principal objetivo, nos acercamos a la Junquera en Pedreña para comer y hacer alguna foto a los chorlitos grises que invernan habitualmente en la zona. 4 ejemplares descansaban tranquilamente junto a un correlimos común. También vimos una pareja de halcones y decenas de bisbitas pratenses.





Chorlitos grises y correlimos común


La Junquera totalmente sumida en la niebla

Por último pasamos por la Ensenada de San Bartolomé y las marismas de Engoa, donde cientos de silbones se reúnen todos los años. Una vez más la niebla nos complicó las fotos y la observación. También vimos 6 azulones y 19 cisnes vulgares. En las praderías cercanas junto a bisbitas pratenses y lavanderas blancas se alimentaban un par de lavanderas enlutadas.


Silbones



Lavanderas enlutadas (Motacilla alba yarrellii)

En Engoa más de los mismo, niebla y un grupo de 26 espátulas. Numerosas fochas, cercetas y ánades frisos. También un martín pescador se dejó ver.


Marisma de Engoa


Martín pescador

Mientras volvimos hicimos una última parada en Alday, pero las lagunas siguen en proceso de rehabilitación. Allí nos hicimos una foto de recuerdo.


Para despedirme voy a poner una foto de un alcatraz que saqué el otro día en la salida pelágica desde Santoña.



Saludos

Javi Hernández






2 comentarios:

  1. Precioso lugar buen día!
    Saludos camperos!
    Ornitocampero.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvamos la jornada a pesar de la niebla jejeje
      Adelante con ese nuevo blog!
      Saludos!😉

      Eliminar