lunes, 31 de octubre de 2016

Una vuelta por la Bahía: porrón bastardo y escribanos palustres

Ayer mismo, en compañía de Dani Saldaña y su padre, estuvimos recorriendo toda la Bahía de Santander en busca de aves. El objetivo era relocalizar el joven porrón bastardo que había visto Alejandro García hacía un par de días en las Marismas Blancas. El día se presentaba complicado ya que no habían visto al bastardo el día anterior y la abundante niebla impedía la observación. La primera parada fue ne raos y en Parayas, donde la semana anterior yo había observado 3 rascones. La niebla era tan espesa que apenas podíamos ver unos metros frente a nosotros así que decidimos ir hasta Astillero.Mientras esperábamos a que se levantara la niebla nos dimos una vuelta por las Marismas Negras y por las charcas de Guarnizo. Nada más llegar, observamos una garza real, un par de andarríos chicos, un grupo de aguja colinegra (7), especie habitual en este emplazamiento, otro grupito de correlimos común (4) y gaviotas reidoras. 



Correlimos comunes


Garza real


Gaviota reidora


Cormorán grande

Ya en las charcas de Guarnizo pudimos observar bastantes bisbitas pratenses, pinzones, petirrojos y buitrones. También observamos un grupo de pardillos (4) y un verderón. Pero sin duda una de las estrellas del día fueron los escribanos palustres que, para nuestra sorpresa, se mostraron en abundancia llegando a observar como mínimo 6 ejemplares.


Petirrojo europeo



Escribano palustre

Uno de ellos incluso posó para nosotros durante unos cuantos minutos mientras se alimentaba de un plumero.





 Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)

En cuanto a las anátidas, pudimos observar cerceta común, cuchara europeo y ánade azulón. También vimos una focha y varias gallinetas. Además observamos un par de agachadizas comunes en vuelo.


Patos cuchara (Macho y hembra)



Cercetas comunes (Macho y hembra)


Charcas de Guarnizo bajo la niebla.

Tras un rato, regresamos a las marismas blancas, por el camino en el ría vimos un zampullín cuellinegro. En el "pasillo" pudimos observar más de una treintena de azulones, cercetas y entre ellos tres rabudos, dos hembras, que echaron a volar en cuanto se percataron de nuestra presencia, y un macho que, curiosamente, de rabudo tenía poco.




Ánade rabudo (macho)

Después de eso fuimos hasta el observatorio para ponernos a buscar el bastardo. La cosa estaba complicada, mucha niebla y muchos patos entre los que buscar. Muy buen número de porrón europeo, rondaría los 100 ejemplares y de focha, superior a los 150 ejemplares. También bastante ánade friso (45), 3 silbones, 12 moñudos, 2 cercetas, 4 zampullines y un aguilucho lagunero.

   
Vista desde el observatorio


Porrones europeos (machos)


Aguilucho lagunero

A los pocos minutos, conseguimos localizar al joven bastardo descansando entre los porrones europeos.


Porrón bastardo joven en el centro de la imagen junto a un porrón europeo


Tuvimos que esperar un buen rato hasta que le ejemplar decidió despertarse para arreglar su plumaje.





Porrón bastardo (Aythya marila) juv

Aquí pongo un vídeo del ejemplar. Recomiendo ir a ajustes y subir la calidad a 1080 p para verlo en mejor resolución.


Este es el 3er invierno consecutivo en el que observo un porrón bastardo en este lugar. La Marisma Blanca se ha convertido en uno de los mejores sitios para observar esta especie. El año pasado nos visitó un macho adulto y el anterior dos machos, un adulto y otro de primer invierno.(Pinchando aquí podéis ver el ejemplar del año pasado )




Tras un rato, el porrón se asoció a una pareja de porrones europeos y, los tres con el cuello erguido, se dieron una vuelta por la laguna nadando para un par de minutos después salir en vuelo y perderse en la lejanía. Curiosamente, no es la primera vez que observo este comportamiento en porrones bastardos. En este mismo lugar hace 2 años un ejemplar hizo exactamente lo mismo. Os dejo unas fotos a continuación.


Porrones europeos y porrón bastardo en postura de exhibición justo antes de emprender el vuelo



Exactamente mismo comportamiento de este macho de 1er invierno en 2014

Después de cumplir nuestro principal objetivo, nos acercamos a la Junquera en Pedreña para comer y hacer alguna foto a los chorlitos grises que invernan habitualmente en la zona. 4 ejemplares descansaban tranquilamente junto a un correlimos común. También vimos una pareja de halcones y decenas de bisbitas pratenses.





Chorlitos grises y correlimos común


La Junquera totalmente sumida en la niebla

Por último pasamos por la Ensenada de San Bartolomé y las marismas de Engoa, donde cientos de silbones se reúnen todos los años. Una vez más la niebla nos complicó las fotos y la observación. También vimos 6 azulones y 19 cisnes vulgares. En las praderías cercanas junto a bisbitas pratenses y lavanderas blancas se alimentaban un par de lavanderas enlutadas.


Silbones



Lavanderas enlutadas (Motacilla alba yarrellii)

En Engoa más de los mismo, niebla y un grupo de 26 espátulas. Numerosas fochas, cercetas y ánades frisos. También un martín pescador se dejó ver.


Marisma de Engoa


Martín pescador

Mientras volvimos hicimos una última parada en Alday, pero las lagunas siguen en proceso de rehabilitación. Allí nos hicimos una foto de recuerdo.


Para despedirme voy a poner una foto de un alcatraz que saqué el otro día en la salida pelágica desde Santoña.



Saludos

Javi Hernández






martes, 13 de septiembre de 2016

Serretas grandes y otras especialidades suizas


Durante el pasado mes de agosto tuve la oportunidad de visitar Suiza. Que puedo decir...un lugar simplemente extraordinario. Famosa por sus lagos y por los magníficos Alpes, Suiza es un país fascinante para los amantes de la naturaleza y por supuesto, de la ornitología. A pesar de que mi viaje no estuvo planeado específicamente para pajarear, gocé de una gran oportunidad para ver algunas aves que raramente podría ver aquí, en Santander. Empezaré primero por una de las más comunes en los lagos suizos, que como comenté antes, son espectaculares. Este ave es el somormujo lavanco, típica de los humedales de España y que en Suiza está por todas partes . Muy curioso también observar los diferentes plumajes y edades de los juveniles.


Aquí os voy a mostrar la variedad en los pollos que os comentaba antes. Estas fotos están hechas con apenas un par de días de diferencia. La primera, este nido que encontré entre los barcos en el lago Leman, en plena Ginebra:



Las siguientes un adulto con sus pollos en el lago Thunnersee. Me extrañó ver tan solo un pollito pero, al cabo de unos minutos , 3 pollos más salieron de entre el plumaje de su progenitor. Fascinante como se esconden entre el plumaje de su madre.





Finalmente este joven ya bastante más crecidito en Zürich.


Otras especies también bastante comunes en los lagos suizos son los porrones moñudos y los patos colorados.


 Porrón moñudo



Pato colorado 


Gaviotas reidoras

Otra especie muy abundante en esta zona es la gaviota reidora. Siguiendo con los jóvenes, os pongo una foto de un bonito ejemplar que observé en Ginebra. También pude ver una anillada que, en el caso de las reidoras, escasean bastante. Al ser metálica no la conseguí leer por completo, pero fue suficiente para adivinar su procedencia.



Volguelwarte CH 

La siguiente es una de las aves que más me costó localizar: la serreta grande. Residente en Suiza y que, en contadas ocasiones, ha llegado a verse en las costas cántabras. En  mi caso, conseguí avistar un grupo de 6 jóvenes en el lago Thun, cerca de la localidad de Spiez. Este fue el único encuentro que tuve con este pato en todo mi viaje. Aquí os pongo algunas fotos.




Como sus familiares las serretas medianas, buscan peces y crustáceos hundiendo la cabeza en el agua para posteriormente bucear y atraparlos. 









En estas fotos se aprecia perfectamente los pequeños "dientes" que poseen en el pico y que  le dan el nombre de serreta.



Además de aves, pude contemplar paisajes espectaculares como este


 Abandono ahora los lagos para enseñaros un poco otra de las joyas suizas, los Alpes. Nosotros visitamos sobre todo la parte de Grindelwald. Aquí sin duda hice una de las mejores observaciones de este viaje, un cascanueces. Me hubiera gustado ver algún ejemplar más durante posteriores excursiones que realicé, pero me tuve que conformar con observarlo durante unos pocos segundos y con esta mala foto.


Cascanueces (Nucifraga caryocatactes)

Siguiendo por los Alpes, la rapaz más abundante era el ratonero común. También observé en varias ocasiones águilas reales. Uno de los días tuvimos la oportunidad de subir al teleférico de First a más de 2000 metros de altura. A pesar de que la zona está bastante masificada por los turistas, pude ver un par de acentores alpinos y, desde la pasarela de la estación, algún que otro nido de chova piquigualda.



Acentor alpino



Chova piquigualda



También puede observar, esto ya en el pueblo, un cuervo leucístico devorando los restos de una rata.


Cuervo leucístico

Y ya para finalizar la crónica de mi viaje, os dejo una imagen de los Alpes suizos y del lago Bachalpsee, uno de los más bonitos del mundo.



Saludos
Javi Hernández