jueves, 31 de diciembre de 2015

Despidiendo el 2015


A pesar de que el mes pasado la cosa estuvo bastante animada en la Bahía de Santander, este mes ha venido bastante flojo, tal vez debido a las altas temperaturas que estamos teniendo estos días. Aun así, la mayoría de invernantes han acudido a sus respectivos cuarteles de invernada. Uno de ellos es el colimbo grande. El primer ejemplar de la temporada para mí fue este que localicé en Oyambre a principios de este mes.




Colimbo grande (Gavia immer)

También han empezado a llegar los colimbos a la Bahía. 3 ejemplares se pueden observar estos días desde la ensenada de San Bartolomé. También en la Ensenada, como todos los años, cientos de anátidas se concentran principalmente durante la baja mar.

                                                         
              Ánades rabudos 


Azulones, rabudos y silbones

Cerca de allí, en el puntal de Somo son los limícolas los que se concentran durante la marea alta.


Limícolas varios


Zarapito real

También se pueden ver estos días negrones comunes, una especie que estuvo ausente durante todo el invierno pasado, pero que ha decidido regresar a la Bahía. Hasta 7 ejemplares distintos he llegado a observar este mes.



Negrones (Melanitta nigra) en Raos

Volviendo a las anátidas, una vista rápida a las deterioradas Marismas de Alday donde, a pesar de sus malas condiciones, un gran número de patos ha decidido pasar el invierno. Eso sí, han tenido que cambiar de charca porque la laguna grande está totalmente descuidada. Las charcas ya estaban bastante mal para las aves, y ni hablar de la observación, prácticamente imposible.


Aguilucho lagunero acosando a los patos


Porrones europeos, azulones, rabudos, fochas, cucharas....


Ánades rabudos entre el carrizo.

Acabando ya este tour por la bahía de Santander, las Marismas blancas y el parque de Las Llamas son también un buen sitio para las anátidas. En Las Llamas, de donde ya marchó el porrón osculado, pude observar un ánsar común la pasada semana.


Porrón europeo


Cerceta común



Ánsar común


Pato cuchara


Cerceta común  y cuchara


Porrón moñudo


Porrón europeo

Uno de los puntos fuertes para la invernada del ánsar común en Cantabria es el Pozón de la Dolores pero, extrañamente, este año no hay ni uno. Destacar la presencia de un águila pescadora en este enclave.


Pero, como todos los años, las Marismas de Santoña son el mejor lugar para la invernada en Cantabria. Ayer mismo pude observar 2 cisnes cantores cerca de la ría de Limpias. Según nos comentó un ganadero, llevan allí desde noviembre y seguramente sean los mismos que permanecieron hasta abril en la zona el año pasado. También les acompañaba un ánsar común.







Cisne cantor (Cygnus cygnus)


También pudimos observar una gran cantidad de colimbos grandes, hasta 7 ejemplares diferentes.


Colimbos bajo el fuego


Uno de estos ejemplares se había quedado atrapado en una de las pequeñas charcas de Montehano probablemente siguiendo algún pez durante la pleamar. El ejemplar incluso llego a reclamar un par de veces. Aquí unas imágenes y un vídeo del ejemplar emitiendo su peculiar sonido.





Colimbo grande


Reclamando 



Haciéndole compañía uno de los habituales en Montehano la garceta grande.


Garceta grande (Egretta alba)

Otros que ya se han convertido en invernantes habituales son los zampullines cuellirrojos. Hasta 3 ejemplares pude observar desde el puente.




Zampullines cuellirrojos (Podiceps auritus)


Zampullines cuellinegros

Al otro lado del puente, descansaban los ánsares comunes, un grupo de espátulas y un enorme bando de silbones y cercetas. También destacar la presencia de 2 moritos.


Ánsares comunes  


Silbones




Espátulas

Y con esta tarabilla común os deseo a todos unas felices fiestas y próspero 2016



Saludos 

Javi Hernández

2 comentarios:

  1. El vídeo del colimbo reclamando no tiene pérdida! Muy bueno!!
    La entrada genial...
    Feliz año nuevo, Javi!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alberto, feliz año y pajareo 2016 a ti tambien!!

      Eliminar