domingo, 11 de febrero de 2018

Un pequeño visitante norteño

El pasado día 7 saltaba la sorpresa, Manuel Gianfriddo comunicaba la presencia de un macho de serreta chica en el pozón de la Dolores. La serreta chica es una especie que cría en la taiga y cuya población no llega a los 150.000 ejemplares a pesar de su amplia distribución a lo largo de Europa y Asia. Su área de invernada habitual en Europa no sobrepasa el norte de Francia por lo que aquí, en España, es una auténtica rareza. La mayoría de observaciones se reparten entre Galicia, Asturias y Cantabria aunque también existen algunas citas en el sur y centro peninsular. La cita anterior se produjo en el embalse de Alcollarín durante el invierno pasado, a pesar de que no hubo ningún fenómeno meteorológico especial que pudiera haber incentivado la migración a un remoto embalse cacereño de esta rara anátida proveniente del norte. Volviendo al ejemplar cántabro, se trata de un ejemplar con plumaje de adulto, en mi opinión un segundo invierno (3cy) tras ver las fotos cercanas que realizó el descubridor. Parece que el patrón facial está un poco sucio, mal definido al igual que las puntas de las cobertoras y en general el bicho no da esa impresión de blanco limpio que presentan los adultos de cerca. Igualmente es un ave muy vistosa y raramente tenemos la oportunidad de observar ejemplares machos que no sean de primer invierno en España. Sin más dilación algunas fotos, de ayer mismo. Siento la calidad pero entre la lejanía y la lluvia no se podía conseguir mucho más. A ver si aguanta y podemos disfrutar de él más y mejor.





Cuando llegamos estaba descansando bajo las ramas de un árbol en la orilla. Tras desperezarse, nadar y bucear un par de veces se fue volando desde la laguna principal hasta la pequeña charca donde se la suele ver, ahí quedó oculta detrás del carrizo. También anda por la zona un águila pescadora que, según han comentado, es la  misma que se mueve por Suances.

(click para aumentar)


Serreta chica Mergellus albellus Smew

A día de hoy sigue por la zona al igual que siguen el porrón osculado, eider, zarapito trinador americano... Si queréis estar al día de las especies que se pueden ver en Cantabria estos días podéis visitar el Anuario Ornitológico de Cantabria o la web de reservoirbirds, ambas actualizadas a diario.

Un saludo
Javier Hernández

viernes, 2 de febrero de 2018

A patos

Como auguraba el otoño, el invierno en la costa cántabra se presenta bastante flojo respecto a años anteriores aunque debo decir que no me sorprende viendo la tendencia de los últimos años. Invernantes tan habituales como los negrones comunes o las serretas medianas apenas se están haciendo notar este 2018. Por suerte este año nos han visitado algunas anátidas inusuales y que nos están manteniendo entretenidos. La primera en llegar fue una hembra joven de porrón osculado. El porrón osculado es una especie que entró en la lista nacional de rarezas en 2014, siendo esta la segunda observación desde entonces en Cantabria, tras otra hembra joven que apareció en el parque de Las Llamas en 2015




Me topé con ella el día 26 de diciembre a última hora de la tarde mientras esperaba a ver si el misterioso avetoro se dignaba a aparecer. A día de hoy sigue en la laguna y parece bastante aquerenciada a este lugar, aunque a algunos de los inquilinos no les agrade...


A pesar de que las hembras de primer invierno son tal vez los ejemplares de la especie con el plumaje menos atractivo, esta en concreto presenta bastante naranja en su pico, algo llamativo e inusual. Los rasgos más obvios que la diferencian de un ejemplar adulto son el iris oscuro, los colores del pico sin desarrollar por completo y el patrón alar con ausencia de puntas negras en las grandes cobertoras. La hembra adulta presenta estas puntas negras en las cobertoras creando una línea bien definida que delimita el panel blanco de las secundarias con el de las GCs, ilustro esto último con una foto de Javier Otal. Con él, César Díez y Fernando Casado la estuve viendo el día 28 de enero.




Porrón osculado Bucephala clangula Common goldeneye

Las rectrices formando un abanico que muestran los bucephala al sumergirse son uno de los rasgos más llamativos de la especie. Este ejemplar está mudando las centrales lo que crea una curiosa apariencia de doble cola.


También en la laguna este azulón portugués marcado en 2012 que ya vi el verano pasado en las marismas negras.




-0K-0

Tras la aparición del osculado, a finales de diciembre, se pasaron por Santander Dani Saldaña y Alberto Benito. El día 28 mientras veíamos el osculado Dani se percató de la presencia de una pareja de porrones acollarados. Estuvieron algunos días viéndose ocasionalmente en la laguna hasta que apareció el macho solo en las Marismas de Alday. Tras estar allí una semana, Antonio Sanz relocalizó a la pareja en el estanque del parque de La Remonta, en Santander.




El macho puede parecer un adulto en un primer momento, pero si se mira con detenimiento se puede observar que se trata de un primer invierno. A pesar de estar bastante mudado y de tener las franjas blancas del pico bastante marcadas se pueden ver multitud de plumas juveniles en el pecho, parte posterior de los flancos, vientre y escapulares.




Algunas fotos más de la pareja de estos días en La Remonta. Al contrario del osculado, son bastante inactivos.





Porrón acollarado Aythya collaris Ring-necked duck

Volviendo a las Marismas Blancas, algunas fotos de especies más habituales


Porrón moñudo Aythya fuligula Tufted duck


Cuchara europeo Spatula clypeata Northern shoveler


Ánade friso Mareca strepera Gadwall 

Otra no tan habitual, un macho híbrido de silbón y ánade friso que encontró Jesús Menéndez y que sigue por la zona. A continuación unas fotos suyas que me ha dejado. Al igual que el año pasado también hay un ejemplar de cerceta carretona junto con comunes, una hembra.



Híbrido ánade silbón x friso Mareca penelope x strepera Hybrid eurasian wigeon x gadwall 

En Elechas la cosa no está tan animada como el año pasado, me entretuve un rato rastreando entre los  817 silbones y 314 rabudos que invernan en la zona. Me sorprendió una despistada lechuza, el ave del año,  que me pasó en vuelo bastante cerca maniobrando entre la estructura del oleoducto en dirección al pueblo. También allí uno de los pocos negrones de Cantabria este año.



Silbón europeo Mareca penelope Eurasian wigeon


Lechuza  Tyto alba Barn owl

Por Santoña sigue el macho de eider de segundo invierno, en la zona de Arenilla. Tiene un plumaje muy similar la de adulto aunque las terciarias presentan las puntas negras típicas de esta edad y retiene alguna pluma en el vientre, popa y cobertoras.





Eider común Somateria mollissima Common eider

Para acabar algunos limis



Archibebe común Tringa totanus Common redshank

El famoso hudsonicus de Cicero cumple un año con nosotros...




 Zarapito trinador americano Numenius hudsonicus Hudsonian whimbrel


Cabe destacar el retorno del vuelvepiedras sueco que leímos el año pasado en la playa del Camello. En esta entrada hay más datos sobre su anillamiento y la distancia que hace este pequeñín para llegar a esta playa santanderina.



Vuelvepiedras Arenaria interpres Turnstone



 Correlimos oscuro Calidris maritima Purple sandpiper


Saludos 
Javier Hernández

lunes, 11 de diciembre de 2017

Anómalo otoño


Anátidas en la Bahía de Santander

El título lo dice todo...Cada año las temperaturas otoñales son más cálidas y eso hace que cada temporada se retrasen un poco más los invernantes, este año sumado a la terrible sequía que está afectando a todo el país. Poco a poco parece que van llegando los habituales pero los números son bastantes bajos aún, veremos si el próximo temporal revierte la situación pero, de momento, el invierno se presenta bastante flojo en la costa cántabra después de un pésimo paso postnupcial. A pesar de estas condiciones que comentaba, este año la llegada de algunas especies ha sido superior a la de años anteriores en toda España como es el caso de los zorzales alirrojos, luganos, mirlos capiblancos o picogordos. 

De estos primeros estuve observando un bando mixto junto a comunes en la Marisma del Conde hostigados por varios cernícalos y un halcón peregrino. También un elanio, un milano real y abundantes escribanos soteños y verderones por la zona. 


Zorzal alirrojo Turdus iliacus Redwing



Cernícalo vulgar Falco tinnunculus Common kestrel


Elanio azul Elanus caerulescens Black-winged kite


Escribano soteño Emberiza cirlus Cirl bunting

En cuanto a los luganos, en el parque de Las Llamas sea tal vez el ave más abundante estos días. Alimentándose en los alisos llegué a contar 61 ejemplares hace un par de semanas.



Jilguero lúgano Spinus spinus Eurasian siskin

Tampoco parece un mal año para los correlimos oscuros, rondan los 17 ejemplares por Santander mientras que el año pasado solo se vieron 2 en todo el invierno. Una foto bajo la lluvia de un juvenil en El Camello.


Correlimos oscuro Calidris maritima Purple sandpiper

En lo que se refiere al resto de invernantes, como cada año se congregan cientos de rabudos y silbones en la Ensenada de San Bartolomé. El paseo que va desde el cementerio de Elechas hasta el oleoducto es un buen lugar desde el que observarlos. También se puede ver por  allí el único colimbo grande que se mueve por la zona, águila pescadora, algún negrón, una garceta grande y por supuesto los abundantes petirrojos, currucas cabecinegras, bisbitas, zampullines, somormujos.... 


Espátula Platalea leucorodia Spoonbill


Petirrojo Erithacus rubecula European robin


Zampullín cuellinegro Podiceps nigricollis Black-necked grebe


Curruca cabecinegra Sylvia melanocephala Sardinian warbler


Negrón común hembra Melanitta nigra Common scooter


Garceta grande Ardea alba Great egret

Por esta zona centenares de garcillas se aglomeran en torno al ganado


Garcilla bueyera Bubulcus ibis Cattle egret

Entre los silbones esta hembra con algún tipo de problema en el pico.


Ánade silbón Mareca penelope Eurasian wigeon

Ya desde el comienzo del oleoducto estuve observando el día 26 una serreta mediana y el día 6 mínimo 2 zampullines cuellirrojos, se encontraban bastante lejos debido a la marea baja. Pongo una foto testimonial de uno de los ejemplares.


Zampullín cuellirrojo Podiceps auritus Slavonian grebe

A falta de invernantes interesantes la estrella estos días ha sido la hembra de porrón acollarado que localizó Guillermo Rodríguez en las Canteras de Cuchía el día 3. Es la segunda cita de este divagante americano en Cantabria si no me equivoco. La primera fue también en el mismo lugar.





Porrón acollarado hembra Aythya collaris Ring-necked duck

Al otro lado de la ría de San Martín, en Suances, siguen las 3 barnaclas cariblancas en la zona de Vuelta Ostrera. Con toda probabilidad se trataran de un escape o provengan de alguna población asilvestrada como las de Inglaterra. Las dos primeras aparecieron a mediados de septiembre en Laredo y acabaron en Suances días después. Se les unió un tercer ejemplar a principios de noviembre. Comparten espacio con unas 450 cercetas, 3 tarros blancos, avefrías, un combatiente, águila pescadora... e incluso una agachadiza chica. Todo esto lo estuve observando junto a Dani Saldaña y Alberto Benito el día 9. (El resto de aves que vimos las podéis ver pinchando aquí)



Barnacla cariblanca Branta leucopsis Barnacle goose

Algunas fotos de estos días en la Marismas Blancas donde de momento no ha llegado ningún porrón bastardo. Hay en torno a 100 europeos y frisos, 35 moñudos y otros tantos cucharas.


Porrón europeo Aythya ferina Common pochard


Zampullín chico Tachybaptus ruficollis Little grebe 


Ánade friso Mareca strepera Gadwall


 Porrón moñudo Aythya fuligula Tufted duck


Cuchara europeo Spatula clypeata Northern shoveler

Para finalizar pongo una foto de otra de las especies que se están viendo masivamente estos meses y que yo tuve la suerte de ver en Soria a principios de noviembre: el mirlo capiblanco


 Mirlo capiblanco Turdus torquatus Ring ouzel


Y esto es todo de momento...
Saludos!
Javier Hernández